Cuando el mundo cae en decadencia, la luz desaparece con su brillo
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Afílianos!
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Esperando -privado-
Mar Dic 17, 2013 1:48 am por Mikuo

» Ahora o nunca (Libre)
Jue Nov 21, 2013 3:58 pm por Kagamine Len

» Nueva compañía, mas diversión -privado-
Jue Nov 07, 2013 3:21 pm por Angie :33

» Solo pido un minuto de silencio por nuestro admin...
Vie Nov 01, 2013 6:44 pm por DanuLov

» ¡Cantinero,dos tragos! mejor tres -libre-
Miér Oct 16, 2013 9:37 pm por Aoi Scarlet

» ¿Pinturas? Eso suena maravilloso -Privado-
Dom Oct 13, 2013 1:45 pm por Mikuo

» Ausencia señores y señoras(?)
Dom Oct 06, 2013 7:15 pm por Aoi Scarlet

» Chismografo
Mar Sep 24, 2013 12:01 pm por Kaery Renkuru

» [Modelo] Ficha de residencias
Sáb Sep 21, 2013 6:55 pm por Mesprit Kael

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Mar Jul 02, 2013 5:01 pm.
Mejores posteadores
Mesprit Kael (116)
 
DanuLov (80)
 
Axiel Kagamine (55)
 
Mikuo (45)
 
Aoi Scarlet (44)
 
Artemisa (42)
 
Kagamine Len (33)
 
Kaery Renkuru (27)
 
Angie :33 (23)
 
Rakkaus (21)
 
Este foro está protegido por Creative Commons Tiene Copyright y significa que no puedes robar ni copiar nada.
Creative Commons

Comparte | 
 

 El secreto de la Luna y el Sol

Ir abajo 
AutorMensaje
Kate Montrose
Admin & lider rebelde
avatar

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 02/09/2011

Hoja del Personaje
Poder:
80/80  (80/80)

MensajeTema: El secreto de la Luna y el Sol   Lun Abr 30, 2012 10:04 am

Autor:
Kate Montrose

Categoría:
[+13] Una que otra escena… digamos, tal vez, violenta.

Género:
Fantasía/Suspenso/Romance/Misterio

Disclaimer:
Original

Síntesis:
Amelia, ¿Por qué tu estirpe está maldita?
Raphael, ¿Tu hermano mayor es realmente lo que te hace creer?
Helena ¿Qué ocultas detrás de esa cara angelical?
Dominic, ¿Cuál es tu propósito de existencia?...

La isla Berthilis fue creada como una segunda caja de pandora por los dioses griegos gemelos: Artemis y Apolo; sol y luna respectivamente. Su labor consistía en preparar a 4 jóvenes (habiendo sido escogidos desde antes de nacer) para que se convirtieran en los sacerdotes del sol y la luna y llevaran a cabo el ritual en el templo de la montaña Sylant cada 20 años. Así, evitarían que los males de la tierra estuvieran a ruedo suelto.

Una vez que el asunto hubiera terminado, los jóvenes regresaban a su vida normal y sus sucesores eran preparados de la misma manera. Sin embargo, todo parece confundirse cuando antiguos sacerdotes empiezan a desaparecer…

¿Qué parte de la historia no ha sido descifrada?
¿Cuál es la otra cara de la moneda?

Ya es tarde. No hay tiempo ya, el ritual debe empezar.




Prólogo


Cenizas... Muerte... Destrucción…

Sólo eso reinaba en lo que era antes una pintoresca y pequeña isla. No había nada, ni el mismo sol parecía luchar por resaltar sus rayos dorados a través de las espesas nubes que indicaban que la lluvia se avecinaría. ¿Cómo había ella dejado que pasara aquel desastre? Simplemente tenía que haberlo matado cuándo pudo, cuándo él estaba sumamente débil. ¿Pero por qué no pudo? Hubiera sido demasiado sencillo y se hubiera ahorrado las miles de muertes que ahora ejercían peso en su conciencia... No, ella sabía que él no era el culpable, sólo era la marioneta del asunto. Igual que todos.

Cerró sus ojos un momento, mientras que unas finas gotas de agua se resbalaban por sus facciones; pero no era para ella una sensación placentera como lo solía ser antes… Las gotas de lluvia la estaban torturando, se sentían como miles de dagas que atravesaban su piel una y otra vez sin cesar. La sangre seca que estaba alrededor de sus heridas, se habían convertido en ríos que corrían fuera de su cuerpo. El terreno dónde se encontraba no le favorecía para nada. —Estando en plena tierra, a pie de la estatua de los dioses gemelos del sol y la luna: Artemis y Apolo—.

—Hey…

La voz de él le hizo volver en sí. Abrió de nuevo con pesar sus ojos y giró su cabeza hacia su derecha, dónde se topó con los ojos ambarinos de él. Su boca se torció en una sonrisa cálida y sus instintos de ir a donde sus brazos le dominaron. Sólo arrastrándose llegó hasta sus brazos, los cuáles la rodearon de manera protectora, atrayéndola hacia él. Sus manos y antebrazos cubrían sus heridas, haciendo que el dolor disminuyera. Soltó un suspiro de alivio sin pensarlo.

—Sólo uno de nosotros ¿lo sabes, verdad? —murmuró él mientras rozaba con sus labios la frente de su amada.

—Claro que lo sé… en este momento es la única forma. —susurró con tristeza.

—Pudimos habernos ahorrado todo esto.

—¿Tú también me recriminas? —Ella intentó ponerle fuerza a su voz, pero lo único que logró fue que apenas fuera audible.

—No, a eso no me refiero. Hubiera sido mejor que nunca nos hubiéramos liado.

—¿De qué hablas?

—Velo de éste modo: Él ya tenía fija su tarea. Sin embargo, durante todos estos años ha logrado resistirse; estuvo tan cerca de liberarse de aquel contrato que su titiritero ha manejado los hilos de una forma muy ingeniosa al ponernos en su camino.

Un nudo se le formó en su garganta, dejó que las lágrimas surcaran en sus mejillas y se aferró más él, ocultando parte de su cara en su pecho. El dolor que sentía al saber que su amor había sido parte del siniestro plan para que uno de sus mejores amigos se convirtiera en alguien que no es, le pegaba directamente como un cuchillo a su corazón. ¿Es que acaso la maldición que llevaba encima nunca la abandonaría?

—No es justo… ¿Por qué tuvimos que ser nosotros?

Los sollozos que ella emitía le provocaban un vuelco en su corazón ¿Cómo responder a su pregunta? Era algo que ya estaba previsto. Todo estaba escrito en los cristales del Mirador, absolutamente todo: Pasado, Presente y Futuro… Bueno, parte de cada uno, ya que los hechos que los involucraban a ellos en cada uno de los tiempos habían sido robados por una persona que él conocía, mas nunca quiso reconocerlo.

Apretó los dientes con fuerza y su mirada de nuevo se tornó fría, si no se hubiera hecho el de la vista gorda, todo esto hubiera terminado mejor, con sus amigos y su vida normal de vuelta. Pero no, estaba tan negado a querer abrir los ojos que ahora tenía las consecuencias en sus narices.

“Idiota de primera”.

Se recriminó de manera mental.

Al sentir que ella dejaba de moverse de apoco, comenzó a preocuparse. La necesidad de verla viva y radiante como antes se convertía en una ansiedad que le hacía olvidar en menos de un microsegundo lo que estaba haciendo con tal de verla.

Un vago recuerdo pasó de manera veloz por su mente: el primer día que la conoció en el templo Sylant cuando iniciaron su entrenamiento espiritual. En ese entonces, ella le pasaba por alto. Ahora mírenlo: la estaba abrazando como si tuviera miedo de que, si la soltaba, se iría lejos de su alcance. El tan sólo pensar que ella ya no existiera en su mundo le hizo zarandearla por los hombros. Cuando sintió de nuevo que se acurrucaba más entre sus brazos, le hizo esbozar una sonrisa en sus labios.

—Déjame dormir, estoy cansada —susurró, mostrando una mueca de disgusto en su rostro y dándole un leve golpecito en su brazo. Después volvió a esconder la cara en su pecho.

—No, no puedo dejarte. Háblame de algo. —la alejó de él un poco, lo suficiente para poder ver su cara.

—Ya qué. Bien… ¿Recuerdas aquel árbol?

—¿Cómo olvidarlo? Justo ahora estoy sintiendo lo mismo que aquella vez… últimamente me he puesto a pensar que contigo bajo la lluvia mi sentido común tiende a esfumarse. —su cabeza bajó de nivel, ahora él se encontraba degustando el dulce aroma que lograba quedarse en el cuello de ella.

Su cabeza subía y bajaba, dándole pequeños besitos en la piel alrededor de su fino mentón, a la vez que sus manos acariciaban su cara. Ella, dejándose llevar por el suave tacto, cerró sus ojos, y de vez en cuando se estremecía al sentir el cosquilleo provocado por el aliento de él.

—Espera… no deberíamos —murmuró ella entre gemidos.

—¿Por qué no? —contestó sin despegar sus labios. —¿Es que no quieres estar conmigo?

—No, no es eso, simplemente…

—Vamos, sólo déjate llevar esta vez.

Él presionó sus labios contra los de ella sin dudarlo en un beso primeramente tímido, que poco a poco fue tornándose en uno más apasionado.

De la nada, un aullido y un resplandor rojo se hicieron notar.

El tiempo había acabado.

¿Era hora de decir adiós?



¿Y? ¿Qué opinan? ¿Debo seguirlo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
El secreto de la Luna y el Sol
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Luna lunera....cascabelera.
» LUNA,LUNERA
» " LUNA FRIA"...
» DEBUSSY CLARO DE LUNA
» Luna (Poema a nuestra guardiana)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Angel de Cristal :: Fanfics y Fanarts :: Fanfics-
Cambiar a: